Cómo instalar césped artificial

A continuación te explicamos los pasos necesarios para que puedas realizar cualquier instalación de césped artificial, ya sea sobre baldosa, hormigón o tierra. Si finalmente prefieres que seamos nosotros quiénes lo instalemos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y solicitarnos presupuesto.

Preparación del soporte para instalar el césped artificial

Se suele instalar césped artificial básicamente sobre 2 tipos de superficies: soporte rígido como puede ser el hormigón, baldosa, cemento, etc., que son casos muy comunes hoy en día, especialmente en terraza, ático, patio…

El segundo caso que se da a la hora de instalar césped artificial es cuando la superficie es de tierra. También  se incluyen superficies que contengan césped natural, aquellas en las que el césped se quiera colocar sobre grava o incluso soportes arenosos.

Es fundamental para conseguir instalar césped artificial correctamente que el soporte esté bien preparado. Para ello, los procesos que hay que seguir son los siguientes:

  • Soporte rígido (hormigón, terrazo, baldosa, solera, etc.): Si ya disponemos en la instalación de un soporte rígido, la única tarea que debemos realizar es la de limpiar y eliminar desperdicios de la superficie para poder trabajar la zona en mejores condiciones.

 

  • Soporte de tierra (césped natural, grava, arenoso, etc.): En primer lugar eliminaremos los restos de césped, vegetación, raíces, piedras, etc.. para dejar la superficie “limpia”.  Es recomendable echar un herbicida para prevenir la aparición de hierbas y así asegurarnos de que no vaya a surgir ningún nuevo brote de estas y que en un futuro estropee la instalación del césped artificial.

Cuando el terreno esté limpio, el objetivo que nos propondremos será dejar una superficie compacta y a nivel.

De este modo, cuando ya se haya instalado el césped, el terreno no tendrá baches ni agujeros que hagan efecto de “aguas” y empobrezcan el acabado final.

Para ello, crearemos en el soporte una base de drenaje con grava y arenas, que posteriormente compactaremos con un rodillo para hacer un asentamiento firme.

Cómo colocar la malla antihierbas

Una vez el terreno esté preparado, extendemos la malla antihierbas por la superficie, solapando las tiras aproximadamente 5 cm.

Con la instalación de la malla geotextil evitamos el nacimiento de malas hierbas, mejoramos la capa de drenaje y protegemos la base del césped artificial del contacto permanente con el soporte de grava, arena, etc.

Para sujetarla colocaremos clavos, piquetas o algún elemento que permita que la malla se fije a la superficie previa instalación del césped artificial.

Solicita

Presupuesto

y Muestras

GRATIS

Solicita tu presupuesto personalizado

Colocación del césped artificial

Extendemos y presentamos los diferentes rollos de césped a lo largo y ancho de la superficie a cubrir. Tendremos que tener en cuenta que los rollos del césped vienen en 2 metros de ancho, por lo tanto, previamente tendremos que habernos hecho nuestra composición o croquis para aprovechar el césped al máximo y que se produzca el menor desperdicio posible.

Es importante asegurarse de colocar todas las piezas siempre en la misma dirección, ya que el pelo al estar enrollado adquiere cierto “vicio” y podría darnos la sensación de “ida y vuelta” cuando extendamos los rollos. Esta es una de las claves al instalar césped artificial. Realizamos todos los recortes necesarios en el perímetro y zonas singulares (como puede ser árboles, arbustos, aspersores, focos de luz, etc.).

Recomendamos no ajustar al máximo este primer recorte para poder tener un poco de juego y así en el recorte final poder realizarlo de forma precisa.

En este paso del proceso, deberemos ser especialmente cuidadosos en la colocación del césped artificial para que las juntas o “empalmes” no se noten. Para ello, es recomendable que entre tira y tira un margen de entre 0,1 y 0,5 cm. de separación, dependiendo del modelo.

Si este paso lo realizamos de forma correcta, no tendrá porqué verse y apreciarse dónde se encuentran las juntas en nuestro jardín, terraza, ático, etc.

Colocación de la banda de unión y los adhesivos

Una vez presentado el césped en toda la superficie, abrimos a ambos lados las juntas. Llegados a este punto tenemos dos opciones, o utilizar banda de unión o bien banda autoadhesiva.

Si nos decantamos por la banda de unión, debemos colocarla entre las dos tiras de césped, y posteriormente  extendemos el adhesivo de PU a lo largo de toda la banda de manera que cuando volvamos a colocar las tiras sobre la banda éstas se queden fijas y no se muevan.

La otra opción sería colocar la banda autoadhesiva en la que ya viene incorporado el adhesivo sobre la propia banda con lo que despegando el papel protector sería suficiente.

Posteriormente, volvemos a colocar las tiras de césped artificial a su “posición inicial”, pegando ambos lados del césped a la banda, creando de esta manera una sola pieza en toda la superficie.

Cualquiera de estos materiales es muy efectivo. No obstante, solemos recomendar la colocación de la banda autoadhesiva porque su colocación es mucho más sencilla.

Aplicación de la arena de sílice, cepillado y acabado del césped

Colocación de la arena de sílice en el césped

En todos los modelos de césped que dispone Todocesped.es no es imprescindible el relleno de arena de sílice pero sí que es recomendable realizar dicho proceso por los motivos que a continuación detallamos:

  • Dotamos a la superficie de mayor peso y permitimos que se asiente mejor sobre el terreno.
  • Creamos una especie de base en el césped que permite que los pelos de este, queden más erguidos y recuperen mejor su posición vertical cuando se produce una pisada.
  • Hace que el césped no se caliente en exceso. Permite mejor aguantar la humedad cuando por ejemplo en verano le damos un pequeño riego (manguerazo de agua para refrescarlo).
  • Alarga la vida del césped ya que hace que no sufran tanto las fibras que lo componen.
Como hemos dicho anteriormente, este proceso es opcional. Una vez espolvoreado, pasaremos al cepillado final. Deberemos realizarlo con un cepillo de cerdas duras “tipo barrendero” y siempre a contrapelo, consiguiendo así que quede erguido, haciendo el efecto de un césped más natural y bonito.
Por último, daremos un “manguerazo” de agua para eliminar posibles suciedades creadas a lo largo de la instalación del césped. Es recomendable también rociar perfume higienizador antibacterias, ya que le dará un acabado más realista, único.

¿Todavía no tienes césped artificial?

Nosotros te asesoramos para que elijas el producto más adecuado a tus necesidades, dependiendo si se trata de una terraza, jardín, ático, piscina, orientado a niños, mascotas, etc. Existe un tipo de césped para cada aplicación. Si quieres saber más, no dudes en consultarnos y solicitar presupuesto y muestras gratis.

Si tienes cualquier duda sobre la instalación del césped artificial, nuestros técnicos comerciales te asesorarán durante todo el proceso de forma gratuita.