Seleccionar página

¿Te imaginas cómo conviven en una misma casa varios gatos, un perro y un niño? Celia Alesanco Ballesteros nos puede ayudar a imaginárnoslo porque ella vive esa realidad en primera persona.

Te sonará porque es la bloguera que está tras Lucca la loca y El reino de Bastián. ¡Y es que, con un nene y varias mascotas en su hogar, tiene las claves para esta convivencia tan divertida como ajetreada, sigue leyendo!

Ella es agente de seguros, redactora de contenidos y sobre todo, como ella misma se define “una amante de los animales”. Su historia con el mundo animal comenzó con Eddie, su primer perro donde ese amor por las mascotas no hizo más que intensificarse y pronto la familia no paró de crecer: primero con Lucca, después con Zelda y Link, y finalmente con su hijo Bastián.

lucca la loca

Pero comenzamos por el principio. Lucca es la perrita mestiza que Celia adoptó sin saber la locura que se les avecinaba encima a ella y a su marido, ¡venía con sorpresa!: “a los pocos días de estar en casa nos enteramos de que estaba embarazada y 15 días después dio a luz a 5 cachorros a los que tuvimos que buscar hogar” explica Celia.

Como animal lovers, tenían claro que su familia tenía que crecer con un miembro felino y así fue como un día Zelda apareció en sus vidas: “Lucca la encontró y la rescató de un agujero de la calle” cuenta. Pero a esta nueva incorporación no tardó de llegarle un compañero de aventuras: Link, quien ahora junto a Zelda comparten una relación amor-odio. ¡Ni contigo ni sin ti!

¡Y la última incorporación de la familia fue Bastián! Con él, el combo familiar estaba hecho: un perro, dos gatos y un niño. ¿Cómo son las aventuras diarias de esta familia? ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

Un perro, dos gatos y un bebé ¡y césped para hacerlo más divertido!

Lucca la loca

La revolución animal en casa de Celia comenzó con la llega de Lucca: “es una perra mestiza, alocada y un poco insegura con los miedos que arrastra de su vida anterior, pero es feliz” dice. Y pronto no tardaron en llegar Zelda y Link, los dos felinos, quienes con su amor-odio se entretienen mutuamente.

¡Parece mentira que esta combinación de mascotas se lleve bien bajo un mismo techo! Y es precisamente la diversidad lo que hace que esta peculiar familia tenga ahora un espacio cómodo y amigable que satisface tanto las necesidades para perros como para gatos. El must para que todos convivan felices son sus diferentes áreas acondicionadas.

Así por ejemplo, Celia ha creado una zona única en su balcón con redes a prueba de gatos para que Lucca y en concreto Zelda y Link disfruten de una espacio de relax al aire libre. ¡Comodidad y seguridad en un mismo lugar!

El balcón es muy pequeño, pero queríamos hacerlo acogedor así que colocamos césped artificial para que puedan tumbarse en él. A partir de primavera, cuando las temperaturas son más agradables y pasan más tiempo fuera, solemos colocar unos tiestos con hierba gatera y alguna cama en altura para que puedan tumbarse al sol.

¿Cómo lo ha conseguido esta armonía en su hogar? Con 3 claves “el descanso, la alimentación y el ocio”. En el caso de los perros puede resultar más sencillo porque tienen acceso al exterior, pero en el caso de los gatos la distribución de sus accesorios dentro de casa será esencial para evitar situaciones de estrés que acarreen problemas de comportamiento y de salud.

Necesitarán un lugar de descanso al que puedan acudir cuando no quieran ser molestados y es esencial que todas las personas de la casa lo respeten. Además, los gatos tienen preferencia por las alturas por lo que es ideal proporcionarles algún sitio elevado donde puedan subir.

¡Y hablando de estrés para nuestros amigos de cuatro patas! ¿Qué sucede cuando llegan cambios? ¿Y la incorporación de un nuevo miembro a la familia? ¡La llegada de Bastián puso patas arriba a toda la casa!

La familia crece con Bastián:

Y de repente llegó Bastián, el protagonista que desató una oleada de cambios en el hogar.

Nuestros perros y gatos son capaces de notar el embarazo incluso antes que nosotros y, además, son sensibles a nuestro estado de ánimo y a los cambios de mobiliario del hogar.

Los perros y los gatos muestran el estrés de formas muy distintas que dependerán de cada individuo. En los perros pueden darse síntomas como la hiperactividad, el aumento del ladrido, destrozos en casa, no querer salir de paseo o estereotipias (morderse la cola, girar sobre sí mismo, lamerse las patas…).

Los gatos por su parte pueden empezar a orinar fuera del arenero, dejar de comer, comer más de lo habitual, aumentar los maullidos, cambiar los patrones de sueño, cambiar el carácter… “Por este motivo, en familias en las que conviven animales y niños, es recomendable que tengan zonas de ocio acondicionadas para ambos” explica Celia.

¡Mejor prevenir que curar! Por ello es aconsejable que ante la llegada de un nuevo miembro a la familia como el caso de un bebé se acondicione la casa de manera progresiva “para que nuestros peludos se hayan acostumbrado a todo ello y el momento de la llegada sea menos estresante” apunta Celia.

Además, a la llegada del nuevo bebé, se le suman nuevas tareas y responsabilidades, por lo que a veces compaginar todos los estilos de vida es un poco complicado. Por eso, Celia aporta unos consejos para la rutina diaria en una familia de estas características:

Lucca la loca y el reino de bastian

Intentamos organizarnos de tal forma que podamos atender a todos y dedicarles un poco de nuestro tiempo. Asimismo, es importante que comiencen a interactuar poco a poco para estrechar lazos. Podemos enseñarles a nuestros peques cómo acariciar a las mascotas o cómo jugar con ellas.

Buscar la armonía y que se lleven bien es un factor fundamental que puede conseguirse con la creación de espacios, tanto comunes como particulares, es decir, es importante tener zonas de juego comunes, seguras e higiénicas para todos. Y también debemos darles tanto a los niños como a los animales sus propias zonas para que se distraigan. Al igual que a un nene le proporcionamos un pequeño parque de juegos, una manta sensorial… Los animales también tienen sus opciones, como los catios. Lucca, Zelda, Link y Bastian tienen sus diferentes espacios donde conviven, interactúan, crecen y sobre todo, comparten. 

A pesar de las dificultades para compaginar todas las rutinas familiares y el menor tiempo libre para aficiones, lo que tiene realmente claro Celia es que todo ello le compensa. Además, su familia se ha convertido en su verdadera inspiración: “mi mayor afición es el blog y la fotografía y ellos son mi inspiración para ambas cosas”.

Actualmente Celia desata su pasión por la fotografía y la redacción en sus blogs: “Lucca la loca” y “El reino de Bastián”, donde sus consejos, rutinas y situaciones diarias sirven de inspiración a otras personas, al mismo tiempo que nos dejan conocer un poco más de cerca a esta familia multiespecie.

¿Quieres crear espacios únicos con césped artificial?